De tu arte a mi arte, prefiero mi arte.

Este artículo habla sobre inspiración de los artistas y  de los amantes del arte. La realidad es que día a día nos inspiramos en las obras de alguien mas para crear.

El cine, la pintura, la literatura, el teatro, la fotografía o CUALQUIER forma de expresión artística, tienen su base e inspiración, en la obra de alguien más.

Esto no es un plagio, siempre y cuando, el artista no haga un replica y se autodenomine autor. Es básico recordar, que el artista debe usar de inspiración la obra e imprimir su estilo o simplemente usar la obra que se admira como base para crear otra similar, haciendo referencia u homenaje al artista creador.

Siempre he pensado que un artista digno de admirar, tiene la capacidad de apreciar el arte ajeno.

Por ejemplo, La última cena, serie (1986) de Andy Warhol, claramente es un homenaje a La última cena de Leonardo Da Vinci. Aunque hizo algo muy similar al representar la famosa obra, la verdad logro imprimir en él su representativo estilo.

             

Es curioso, a veces nos impacta tanto la obra de alguien más, que deja huella en nosotros, otras veces el arte de otros nos disgusta o va en contra de nuestras creencias, pero la verdad es que hay mucho “hate” en el mundo artístico, y me cuesta comprender que no entiendan, que para eso sirve el arte, para generar en los demás un sentimiento, bueno o malo, pero al final, un sentimiento.

Por eso:

Entre tu arte y mi arte, prefiero mi arte.

Pero no por eso, dejo de admirarte.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *