¿Me lo compras?

Este artículo habla sobre la promoción y venta de las obras artísticas.

Los artistas deben exponer su obra y por supuesto comer vestir y vivir, las piezas de un artista no deben quedar guardadas en un cajón, es imprescindible darlas a conocer, ponerles un costo, no debemos perder de vista que de eso viven los artistas, por lo tanto, adquirirlo y verlo debe tener una remuneración económica para los creadores.

Lo que te recomiendo es dar a conocer tu obra.

Para exponer las piezas que has creado no necesitas montar una exposición en una galería de arte, también puedes hacerlo en tiendas, centros culturales, asociaciones etc.

Lo fundamental es dar a conocer el trabajo, piensa en grande pero no corras antes de caminar, poco a poco. Finalmente, la exhibición y venta de tus piezas puede generar en primera instancia una inversión de tu parte.

En algunos casos para conseguir una oportunidad algunas tiendas o bazares de arte piden una comisión de las ventas o incluso una renta por el espacio, pero tu debe de buscar la mejor opción de acuerdo con tu mercado y no temas invertir.

Promociónate como artista, busca la manera, habla con la gente indicada, utiliza las redes sociales, y muestra tu trabajo.

¿Y el precio?

Tú mismo le darás el valor a tu obra, no hagas concesiones con el precio y no permitas que regateen, recuerda que el valor del arte es subjetivo y el precio lo pones tú.

Una vez que consigas un lugar adecuado para exponer y vender tu obra ponte en marcha, del amor nace la vista, te sugiero que de manera original imprimas también en la exposición tu esencia y estilo.

Una vez que logres entrar a este mundo iras teniendo confianza en ti, se paciente y no dejes de buscar lugares en los cuales tu talento y trabajo sean reconocidos como te mereces.

¡Buena Suerte!

 

 

 

 

 

Me gusta el arte. Ahora ¿Empiezo a pintar?

Este artículo habla sobre los pasos a seguir para convertirse en un artista.

Todos amamos alguna expresión artística, disfrutamos de una buena película, un sublime ballet o una entrañable novela y algunos no solo lo apreciamos queremos hacerlo.

A decir verdad, algunos nacen con talento y para otros es más complicado, pero ciertamente todos podemos ser artistas, no se necesita nacer con talento para ser el mejor artista del mundo, aunque probablemente si es así ya tienes gran parte de camino resulto.

Disfrutar el arte de otros y que este sea una inspiración para querer convertirnos en artistas es un buen paso para lograrlo.

El camino del artista no es fácil, pero si ya tienes esta inquietud es cuestión de ganas, esfuerzo y buscar el camino correcto para ti.

Lo primero que debemos hacer es investigar y conocer el tema, probar técnicas y estilos, experimentar.

Llegar a conocernos como artistas es fundamental y también saber nuestras fortalezas y debilidades, trabajar en ellas y dejar a un lado la frustración.

Estudiar, aprender las bases y fundamentos de lo que nos gusta es importante, nadie nace sabiendo y Roma no se hizo en un día, la practica hace al maestro.

Te recomiendo tomar cursos y soltar la mano, dejar salir al artista que llevamos dentro también es indispensable.

Algo que un artista debe entrenar es su ojo artístico, observa tu entorno y la interacción de todos los seres y las cosas que te rodean, presta atención en los detalles, recuerda que como un artista ve el mundo es como lo refleja en su obra y eso es lo que debes lograr.

Por último, el tiempo que le dediques a practicar y aprender será benéfico para desarrollar tu estilo y encontrar la técnica que a ti se acomode.

Recomendación importante: Aprende a escuchar opiniones y aprende de otros.

Fluye, atrévete y conviértete en el artista que siempre has deseado ser.

Soy único y diferente… soy creativo.

 

Este artículo habla sobre la creatividad de los seres humanos.

Todos somos creativos, dependemos del poder que nosotros mismo le damos a nuestras ideas.

¿Cómo puede una persona nombrarse a sí misma creativa?

Esta pregunta viene a mi mente en una sala de cine, escuchando la conversación entre una pareja joven, ponían en tela de juicio la creatividad de guionista de una película que prefiero no mencionar (La forma del agua).

Entonces, me pregunte a mí misma ¿Qué es ser creativo?

 

Busque muchas definiciones en internet sobre este concepto y sintetizando, la creatividad es la capacidad de crear, innovar, mejorar ideas y conceptos.

Siendo tantos millones de personas en el mundo me pregunto:

¡¿No cabe la posibilidad de que todos seamos creativos?! Si, es posible.

Sin embargo, creo que desarrollar la creatividad de una persona radica en arriesgarse, convertir un concepto o una idea en algo propio, cuyo surgimiento sea no solo una representación de los ideales de uno mismo, sino que se pueda expresar de muchas formas, de manera fresca y novedosa.

La creatividad está en todos, pero depende de cómo le permitamos a esta habilidad salir al mundo, todo es cuestión de moldear y soltar, de soltar los miedos y poner a trabajar nuestra mente.

La verdad es que si no todo ya se hecho, mucho de lo que conocemos hoy en día tiene sus raíces en la obra de alguien más, veo complicado crear algo sin tener como referencia a alguien o algo, por lo tanto, no es tan importante concentrarse en buscar algo nuevo único y diferente, sino como modificar lo que ya existe, hacerlo algo nuestro, poner el toque personal y presentarlo al mundo como una nueva opción.

La musa del artista

Este artículo habla sobre las fuentes de inspiración de los artistas.

¡Mi musa! Mi fuente de inspiración. Estas conocidas frases se escuchan en el ámbito artístico. Sin embargo ¿Qué inspira a un artista? La respuesta es simple, nadie lo sabe.

La inspiración de un artista varía según su personalidad, sus gustos, sus creencias y sus pasiones; es por lo que en definitiva no existe un manual para buscar inspiración.

¿Cómo surge la inspiración?

Esta llega de manera inesperada, de formas diferentes e incluso curiosas, como casualidad o causalidad, nadie lo sabe con certeza. Pero algo si es sabido en este mundo, se debe aprovechar, sea cual sea la rama en la cual el artista gusta crear.

Aunque existen técnicas para liberar la mente, ponerla en blanco y pensar en cosas para crear momentos inspiradores, la verdadera inspiración puede llegar en el momento menos pensando e incluso mientras se está soñando… cuentan algunos artistas.

La forma de ver el mundo y la forma de ver la realidad, para cada artista es diferente, lo que les proporciona un sin numero de formas de apreciar la vida, la belleza, lo feo, incluso lo sublime.

 

Cada uno encuentra la forma de expresar, dando al mundo y principalmente a los que gustamos del arte, obras extraordinarias de ver las representaciones de otros acerca del mundo.

La inspiración muchas veces puede surgir de un recuerdo de un olor, de un sentimiento o de observar el acontecer que nos rodea.

Muchos de los grandes artistas de todos los tiempos argumentan que sus mejores obras las crearon en momentos traumáticos o triste y también algunos afortunados encontraron la fuente de inspiración en el amor.

Es por eso que siempre he pensado que un virtuoso artista no busca la fuente de inspiración, la reconoce cuando la tiene enfrente, la hace suya y la convierte en una gran pieza para el mundo.